La seremi de Salud metropolitana, Paula Labra, junto al director del Buin Zoo, Ignacio Idalsoaga, encabezaron este miércoles una actividad para dar a conocer una serie de recomendaciones ante la aparición de arañas de rincón y murciélagos, especies que pueden provocar una serie de riesgos para la salud de la población.

Ante el inicio de la temporada de altas temperaturas, las cuales son propicias para su reproducción, la autoridad recordó que en la Región Metropolitana, el 86,6% de los accidentes relacionados con la araña ocurren en el interior de la casa, principalmente en los dormitorios, mientras la persona duerme o al momento de vestirse.

Asimismo, destacó que si bien es posible encontrarla en cualquier época del año, es más frecuente en verano, registrando el 47,2% de los casos, y menos frecuente en el invierno con el 6,9% de los casos. «La araña de rincón habita en lugares oscuros, rincones, detrás de los cuadros, en los closet», advirtió. En ese contexto, Labra recomendó que para evitar su aparición se debe «sacudir bien, ventilar, mover cuadros y tener mucha precaución al momento de vestirnos. La mordedura de la araña de rincón es venenosa, provoca hinchazón, la piel toma un tono morado, produce dolor y una sensación punzante».

«Es de vital importancia poner hielo inmediatamente en la lesión y dirigirse a urgencias del centro asistencial más cercano», añadió.

En tanto, Idalsoaga subrayó que «todos los arácnidos tienen una función muy importante en el ecosistema, en el caso de la araña es comer insectos. Hay que evitar tenerlas en casa, siguiendo todas las recomendaciones para que no aparezca. La araña de rincón es escurridiza y evita morder si no se sienten atacadas».

«Para crecer deben mudar su esqueleto exterior, que pareciera ser una araña que murió, si encuentran eso es porque hay una creciendo dentro de casa. Su tela de araña es muy irregular, no es ordenada como la de los otros tipos de arañas», sostuvo.

Precauciones con murciélagos En el caso de los mamíferos, Labra, explicó que «proliferan en mayor medida en verano, pero es importante tener claro que son inofensivos en su estado normal, si vuelan normalmente o colgados. Si vuelan cerca del suelo o mantienen un comportamiento errático, moribundo o agresivo, es una sospecha de rabia, enfermedad viral que es letal».

«Lo importante es tratar de capturarlo con precaución; con guantes, taparlo con una caja, pasar por debajo un cartón y girarla. Luego debe cerrarla y sellarla con cinta adhesiva. Además, debe realizarle orificios en la parte superior para que pueda respirar. Finalmente debe llevarlo al Instituto de Salud Pública para realizar los respectivos análisis para identificar si tiene rabia o no», recalcó.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Nacional/2020/11/25/1004892/Aranas-Murcielagos-Recomendaciones.html