La ciudad de Lakeland, en el centro de Florida, venderá algunos cisnes descendientes de unos que en 1957 regaló la reina Isabel II, debido al aumento de la población y el alto costo para su mantenimiento. Por años, estas aves han hecho parte de las atracciones y la vida en Lakeland, un pueblo de unos 100.000 habitantes a unos 380 kilómetros al norte de Miami. «Los cisnes del lago Morton son un ícono de la comunidad y las familias han estado interactuando con las aves durante décadas», manifestó Bob Donahay, director de Parques y Recreación. La ciudad anunció que hará la revisión médica anual de las aves a partir del próximo martes y decidirá cuáles estarán para la venta. «Es posible que la gente no se dé cuenta, pero el Departamento de Parques en realidad tiene una partida en nuestro presupuesto para la comida y el mantenimiento de los cisnes. Cuesta alrededor de US$ 10.000 por año alimentar y cuidar a los cisnes domésticos de Lakeland», explicó Donahay en un comunicado. El funcionario aprovechó para agradecer a los veterinarios que han ofrecido durante tantos años sus servicios gratuitos para revisar la salud de los cisnes. Estas jornadas incluyen servicios quirúrgicos, atención médica preventiva de bienestar, vacunas, atención dental exhaustiva, aseo personal, alojamiento y guardería. Recordó que a medida que la bandada de cisnes de Lakeland crecía, se volvió primordial realizar «un chequeo anual de salud a las aves reales», por lo que el llamado «Swan Roundup» comenzó en 1980 y ha continuado todos los años desde entonces. Detalló que a partir del martes recolectarán cuidadosamente a los cisnes para revisarlos. Por su parte, Steve Platt, supervisor de Parques y Recreación y conocido como El Padre de los Cisnes, dijo que este año el proceso llevará más tiempo, porque tendrán que separar los cisnes para la venta.

Fuente: Emol.com – https://www.emol.com/noticias/Tendencias/2020/10/02/999657/Lakeland-vendera-cisnes-Isabel-II.html